La era de la reputación en el marketing

La gestión de la reputación es uno de los temas que más preocupan a las empresas en estos tiempos en que la confianza es la base de todas las operaciones. Las revisiones de línea, la cobertura de los medios de comunicación y la actitud general de la gente hacia las marcas, son parte de esta gestión que de acuerdo con algunos analistas las empresas deben sobrepasar hasta abarcar en verdad el marketing de reputación.


Marketing de reputación

Hablamos aquí de un enfoque mucho más proactivo. No solo se reacciona a lo que otros dicen sobre ellos, más que eso se cultiva una óptima reputación que sea excepcional. Estos son algunos ejemplos:

  • Búsqueda activa y ética de revisiones y no esperar que sean los clientes quienes los publiquen.

  • Resaltar las revisiones y testimonios positivos para compartirlos. Para ello solicitar a clientes, es mucho más eficaz si se registra y publica en formato de video.

  • Cubrir nuestro negocio de manera acertada y en tiempo real, vía medios de comunicación social, comunicados de prensa, redes sociales, o blog / videoblog frecuentemente actualizado.

  • Crear una marca coherente, transparente y adaptable a todas las plataformas. La publicidad pagada y la orgánica tienen que reflejar lo que nuestros clientes necesitan y sus valores.



Indicadores de la reputación: Branding corporativo

El prestigio de una marca es valorado por los clientes a través de tres factores: las ofertas, la innovación y la calidad o como se conoce desde un punto de vista técnico: el branding corporativo.


No olvidemos que en muchos casos la reputación de una marca se gana por la imagen que esta haya sido capaz de proyectar sobre su público objetivo. Más allá de si una marca sea fiable, el branding de marca permite dotar atributos a la marca como el naming o el logo en su imagen corporativa. Esto es éxito empresarial.


Sí, el branding corporativo le importa o debería de importarle a todas las marcas, tanto nacionales como extranjeras. Pero siendo justos y sinceros, una marca nacional o regional distará mucho aún del alto rango que ocupe una de las principales marcas extranjeras. Gigantes como BMW o Google.


Prestigio de marca y branding corporativo: Una relación de confianza

Contar con un prestigio reconocido es una de las características intangibles que más les importa a los consumidores. Y que más debería de preocuparnos por ofrecerles, es que prestigio es sinónimo de calidad, por lo que las probabilidades de decisión de compra por parte de los clientes se multiplican.


Que una empresa establezca confianza será mucho más crucial en el futuro. Queda prepararnos desde ya., al igual que participar en la gestión de la reputación o el marketing de la reputación.


En este cada vez más desconfiado mundo, el cultivo de la confianza es de carácter obligatorio para cualquier tipo de empresa ya sea grande o pequeña. Pongámonos en los zapatos del cliente, y como ejercicio realicémonos esta pregunta: ¿Confiaríamos en lo que ofrecemos?

Si la respuesta es sí, deberíamos preocuparnos más de no pecar de soberbia.


Otro descuido que nos puede costar caro. Si en cambio reflexionamos y sabemos que no, buscaremos los mejores recursos y herramientas para revertir esta percepción en nuestra clientela.

7 vistas

© 2004-2019 | ClientesAnonimos.com | 15 años